Seleccionar página

Para lograr este fundamento es clave que el jugador que recibe la pelota ya sepa que acción va a realizar cuando recepcione.

Sin duda que una buena técnica de recepción y pase son de mucha ayuda, pero el componente mental al cual hago referencia es lo que convierte a esta acción en rápida y efectiva para que la presión del rival no logre el objetivo.

Cuando el futbolista ya sabe lo que va a hacer con la pelota antes que le llegue, es que logra llevar a cabo este control de manera eficaz y rápida en beneficio del equipo.

Cuantos más jugadores manejen este concepto de manera fluida, mejor posesión de pelota tendrá el equipo.

Share This